Monday, January 22, 2007

The Carnival in Umbria



The word carnival, said carnevale in Umbria, comes from the Latin carnem levare, an expression used in the middle ages which marked the beginning of the lent fast.

Origins of Carnival
A time of the year during which one was not allowed to eat meat (carne in Latin). But like many other festivals of our calendar, it derives from an ancient roman cult the Saturnalia, a pagan rite of fertility which was celebrated in honour of the god Saturn. During those celebrations everything was allowed, even disguising and changing rules. Carnival was modified substantially because of its magic and ritual nature with Christianity, but it was still tolerated by the clergy. During the 15th and 16th century some traditions were recaptured and the use of masks and fancy dress spread all over the country.

Carnaval en Umbria

La palabra carnaval tiene origen latino, carnem levare , una expresión usada en la Edad Media cuando empezaba la cuaresma de Pascua, eliminando la carne de la dieta cotidiana.
Deriva además de las fiestas paganas del culto romano a la fertilidad de Saturnalia, dedicadas a Saturno, durante esta época todo era permisible. El carnaval nació como una modificación de estas fiestas, usando los efectos "mágicos" y de alegría de las antiguas tradiciones.
En Italia se celebra con máscaras y disfraces en Venezia y en Viareggio con carros alegóricos, mientras que en las regiones de la Umbria cada pueblo festeja con una fiesta para los niños que se visten en atuendos carnavalescos y desfilan en caravanas de vehículos que se utilizan en la agricultura de los campos, o en carros y automóviles, al mismo tiempo usando los modernos spray de colores, serpentinas y bombasde agua, una mezcla de lo viejo y lo nuevo, creando alegría para ellos y para sus padres y abuelos y todos los que participan en esta semana de encuentro social.
Hemos festejado con un hermoso desfile en Calzolaro, donde se encuentra la residencia histórica La Preghiera Country House, cerca de Umbertide y Città di Castello, con la participación de más de cien pequeñitos.